Tu sitio dental profesional

Como cuidar nuestra salud

La higiene dental es de suma importancia para garantizar una salud dental adecuada y duradera, una sonrisa más brillante y bonita y unos dientes fuertes y blancos. Para mantenerlo, debemos complementar las prácticas de higiene dental adecuadas en casa con limpiezas dentales profesionales periódicas.

DISFAGIA OROFARÍNGEA O DIFICULTAD PARA TRAGAR: SÍNTOMAS Y CAUSAS

La disfagia orofaríngea es una infección excepcionalmente normal entre los individuos, sin embargo muchos no tienen la menor idea de ...
Leer Más

LENGUA GEOGRÁFICA: SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

Hay más patologías orales de las que los individuos conocen, y la lengua geográfica es posiblemente la más oscura. La ...
Leer Más

¿QUÉ ES UNA ORTOPANTOMOGRAFÍA Y PARA QUÉ SIRVE?

La odontología cuenta con instrumentos que trabajan con análisis exactos y correctos. La ortopantomografía es uno de estos instrumentos que ...
Leer Más

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LAS DENTADURAS POSTIZAS

Los dientes postizos o también llamados prótesis dentales, no son más que piezas dentales falsas que buscan suplir los dientes ...
Leer Más

ENCÍAS: LAS ENFERMEDADES MÁS FRECUENTES QUE PUEDES PADECER

Las encías son esenciales para los delicados tejidos que componen la boca. Abarcan los dientes y dan seguridad contra el ...
Leer Más

FLÚOR: QUÉ ES, USO Y PROPIEDADES

Muchas personas que acuden a una cita con un experto en bienestar bucodental tienen regularmente preguntas o preocupaciones sobre las ...
Leer Más


Limpieza dental profesional: ¿Cuándo hacerla?

Las limpiezas dentales diarias en casa, por muy bien hechas que estén, no son suficientes para eliminar permanentemente toda la placa acumulada en los dientes. Por eso, para mantener una perfecta salud dental, es necesario someterse a sesiones periódicas de higiene dental profesional en la consulta del dentista. La limpieza profesional la realiza un higienista dental.

Muchas personas se preguntan con qué frecuencia hay que hacerse una higiene dental profesional. En general, se recomienda programarlas cada 4-6 meses. Sin embargo, es el dentista quien podrá dar al paciente consejos más específicos, en función de si hay algún problema concreto o se requieren intervenciones extraordinarias.

Con instrumentos específicos, el dentista es capaz de eliminar la placa y el sarro acumulado que pueda quedar en los espacios interdentales o subgingivales. Esto puede crear sustratos ideales para la proliferación de bacterias que son potencialmente muy perjudiciales para la salud de los dientes y de toda la cavidad bucal. Las complicaciones del sarro no tratado conducen a la inflamación, la enfermedad de las encías, la periodontitis y la piorrea. En casos graves, puede producirse la pérdida de dientes.

Cómo se realiza la higiene dental profesional

Durante una sesión de higiene dental profesional, el dentista o el higienista dental eliminará la placa y el sarro acumulados en los dientes y en aquellos espacios a los que es difícil llegar durante la limpieza diaria en casa.

El sarro es una sustancia extremadamente dura que, una vez formada, sólo puede eliminarse con el uso de equipos profesionales. Los dentistas utilizan dispositivos que vibran para romper los depósitos de sarro, limpiando el diente.

Una vez finalizada la limpieza propiamente dicha, el dentista utilizará herramientas especiales para eliminar las manchas dentales y pulir los dientes.

Durante la higiene dental, el dentista comprobará la salud de sus dientes y encías, para detectar problemas como la caries en una fase temprana. En consulta con el paciente, determinará el tipo y la frecuencia de los procedimientos a programar, a fin de garantizar una perfecta salud oral y una higiene dental duradera.

Consejos para la higiene dental en casa

La salud dental empieza en casa. Su dentista podrá dar a cada paciente instrucciones específicas para la higiene dental diaria. Dependiendo del estado de sus dientes, de la forma de su boca y de sus hábitos individuales, su dentista sabrá qué tareas son especialmente importantes y en cuáles debe aprender a concentrarse.

Sin embargo, en general, hay buenos hábitos que siempre son válidos y que todo el mundo debería tener siempre presentes. ¿Cuáles son los consejos para limpiarse los dientes en casa?

  • Cepíllate los dientes después de cada comida principal y, en cualquier caso, al menos tres veces al día;
  • El cepillado durante la higiene dental en casa debe durar al menos 3 minutos;
  • Se recomienda utilizar el hilo dental al menos una vez al día. El uso del hilo dental es esencial para una correcta higiene bucal, ya que puede eliminar la placa acumulada incluso en lugares a los que es difícil llegar con el cepillo de dientes;
  • Sustituye tu cepillo de dientes cada dos meses aproximadamente y, en todo caso, cuando notes que las cerdas empiezan a estropearse;
  • Presta la misma atención al cepillado de los dientes delanteros y traseros (tendemos a descuidar algunas zonas de la boca).

Cómo cepillarse los dientes en casa

El movimiento del cepillo de dientes durante la higiene dental en casa es muy importante. En primer lugar, porque sólo con una acción eficaz podemos conseguir eliminar las acumulaciones de alimentos y la placa de los espacios más difíciles. Además, un mal roce, especialmente cuando se combina con una presión excesiva, corre el riesgo de dañar las encías. A largo plazo, puede producirse un aumento de la sensibilidad a estímulos como el calor y el frío, así como recesión y sangrado de las encías. Incluso puede haber daños en el esmalte de los dientes.

Es conveniente que siempre pidas consejo a tu dentista sobre el mantenimiento de la higiene dental para que aprendas a realizarla correctamente tanto en casa como a la hora de programar las sesiones de limpieza en la consulta.

En la parte delantera de los dientes, los movimientos rotatorios deben realizarse desde la línea de las encías hacia los dientes para alejar los residuos de los mismos. Deben evitarse los movimientos horizontales del cepillo de dientes. En cuanto a la parte interna de los dientes delanteros (incisivos y caninos), el movimiento debe ser lineal, desde el interior hacia el exterior de la boca, prestando especial atención a llegar a las partes más cercanas a las encías, que son de las que más se acumulan de sarro. Para limpiar los dientes posteriores, en particular su superficie, se realizan movimientos de ida y vuelta.

Una vez que hayas terminado con el cepillo de dientes, pasa a usar el hilo dental. La acción de usar el hilo dental, asegurándose de pasarlo entre cada espacio interdental, es muy importante. Elimina la acumulación de alimentos y placa en la zona a la que es imposible llegar sólo con un cepillo de dientes, la zona entre los dientes, que es también la más propensa al desarrollo de caries.

Dientes fuertes y sanos:

Cuidar la salud dental es de suma importancia desde una edad temprana. Por eso es importante conocer y practicar las reglas de una buena higiene bucal, desarrollando buenos hábitos que ayudarán a mantener una sonrisa brillante durante mucho tiempo.

Consejos para cuidar tu sonrisa

REALIZAR REVISIONES PERIÓDICAS

Lo primero que hay que hacer es someterse a revisiones periódicas con su profesional de la odontología para mantener su salud bucodental bajo control y, si es necesario, intervenir en el momento adecuado.
Esto permitirá abordar cualquier problema y resolverlo con éxito en una fase temprana, a menudo de forma menos exigente desde el punto de vista financiero.

NO FUMAR

El tabaquismo es uno de los principales enemigos de la higiene dental: aumenta la formación de sarro, favoreciendo la caries y la inflamación de las encías.
Provoca manchas en los dientes, favorece las enfermedades de la mucosa y tiene una fuerte influencia en la aparición de cánceres orales.

ELEGIR EL CEPILLO DE DIENTES ADECUADO

Elige el cepillo adecuado en función de las características de tu boca, prestando especial atención al tipo de cerdas: las duras, por ejemplo, son adecuadas para los dientes porosos, mientras que las suaves son ideales para quienes tienen encías sensibles. Su dentista podrá darle los mejores consejos.
Recuerde cambiar su cepillo de dientes cada tres meses, ya que las cerdas se deterioran y hacen que la eliminación de la placa sea menos eficaz.

USAR EL HILO DENTAL

El uso del hilo dental es esencial para limpiar el espacio entre los dientes, eliminar la placa y los restos de comida y prevenir las caries.

REDUCIR LOS ALIMENTOS Y BEBIDAS AZUCARADOS

Llevar una dieta sana, variada y equilibrada ayudará a garantizar que tu cuerpo reciba la cantidad adecuada de calcio, fósforo, flúor y vitaminas, salvaguardando así la salud general de tu boca.
Es especialmente importante evitar los alimentos y las bebidas con alto contenido en azúcar, pero también limitar el consumo de té, café, vino tinto y refrescos, que pueden manchar los dientes y provocar su amarilleamiento.